El presente Blog reúne distintos conocimientos de Ariosofía, Ocultismo, Runosofía Odinica, Alquimia, Luciferianismo, Sabiduría Hiperbórea, Tantrismo, Hitlerismo Esotérico, Gnosis, etc… todos ellos enfocados hacia la liberación del Espíritu y el despertar de la energía interna de sus Iniciados.

Este Blog recopila distintos documentos encontrados en libros, paginas de la red, intercambio con otras personas que saben sobre el tema y escritos del creador de este espacio, pero he de aclarar, lo subido esta ordenado según el sistema de mi propia visión y aprendizaje.

Loading...

jueves, 24 de febrero de 2011

LOS DESIGNIOS ONTOLÓGICOS

Cuando nos referimos a los designios debemos comprender que nos referimos a las preeminencias biológicas, fisiológicas y psicológicas que están contenidas en el microcosmos o máquina humana que determinan a priori nuestra forma de
acción y de aprehensión. Para desarrollar este tema y poder discernirlo en toda su
complejidad y comprensión debemos entender que estos designios están contenidos en los centros energéticos, como el centro MOTOR que rige el sistema muscular y el óseo, el centro INSTINTIVO que se asienta sobre el aparato reproductor, el centro EMOCIONAL que rige el sistema anímico, y el centro INTELECTUAL que dirige la razón, la memoria, etc. En realidad a estos centros los estudiaremos de acuerdo a lo que pregonan las teorías orientales, como ser el yoga, el tantrismo, budismo, brahmanismo, etc., que los denominan CHAKRAS.

Es importante reconocer y entender que cada grupo racial tiene incorporado un determinado ORDEN ESPIRITUAL que es correlativo a su estructura cultural. Por ello debemos entender que nosotros los OCCIDENTALES de origen ARIO pertenecemos a determinado grupo de espíritus denominados HIPERBÓREOS y poseemos una IDOSINCRACIA RACIAL Y CULTURAL PROPIA, la misma está contenida en la herencia cultural que proviene de las TRADICIONES GRECO ROMANAS Y DE LAS GRANDES CIVILIZACIONES QUE SE GESTARON ATRAVES DE LA HISTORIA EUROPEA Y AMERICANA. Por ello, es imprescindible entender que de acuerdo al origen ESPIRITUAL Y RACIAL es donde debemos BUSCAR
NUESTRA LIBERACIÓN ESPIRITUAL y es una pérdida de tiempo insistir en buscar la libertad para un Ario: latino, germano, hispano, nórdico, etc. en teorías ORIENTALES, PUESTO QUE ÚNICAMENTE HALLARÁN CONFUSIÓN Y DESORIENTACIÓN.

Lamentablemente este tipo de dogmas orientales a través de la historia, especialmente la contemporánea, ha penetrado en el cuerpo social del occidental, contaminando con sus doctrinas e ideologías esotéricas la estructura cultural del occidente Ario o del INMIGRANTE EUROPEO AMERICANIZADO, porque es menester aclarar que no es únicamente la SANGRE el medio desde el cual adquirimos CONCIENCIA NOOLÓGICA, también el SUELO contiene en su geomancia una corolografía que aporta una mística con la cual podemos incorporar conciencia espiritual. De esta manera hemos caído en dogmas orientales que nos han modificado el sentido místico religioso y esotérico introduciendo panaceas religiosas como el yoga, budismo, meditación zen, cristianismo oriental, mística musulmán, etc. que si bien son dogmas religiosos que tienen ciertas connotaciones hiperbóreas, ellas están delineadas para los diferentes GRUPOS RACIALES ORIENTALES. Por ello debemos ubicarnos internamente y entender que
para nosotros, los descendientes de Arios Europeos el CAMINO ESTA CONTENIDO EN NUESTRAS TRADICIONES MÍSTICAS MITOLÓGICAS GRECO-ROMANAS, GERMANAS, NÓRDICAS, CELTAS, IBÉRICAS, ETC. POR ELLO NO SE DEBE CAER EN EL ERROR DE CREER QUE EL ORIENTALISMO ES LAVERDAD, PORQUE NO ES ASÍ, LA VERDAD ESTA EN NUESTRA SANGRE Y SUELO, EN SU VRIL RACIAL Y ESPIRITUAL.

Pero ello lo realizamos simplemente para demostrarle al guerrero hiperbóreo que nuestro camino es otro, porque DEBEMOS MIRARNOS A NOSOTROS MISMOS PUESTO QUE SOMOS HIPERBÓREOS. Es necesario entender profundamente con nuestro espíritu este misterio contenido en la sangre, en la raza y en nuestra conciencia colectiva racial. Queremos detenernos en este punto porque no debe haber un entendimiento equivocado,
porque cuando sostenemos que la raza es fundamental en el camino de la salvación, afirmamos esta premisa no como la única condición sino como una más que participa en el conjunto de condiciones necesarias para la trascendencia. Porque más que la raza, lo que se distingue en el individuo, en el virya, es su condición ANÍMICA ESPIRITUAL y es este sustrato ontológico propio del YO el principal principio del espíritu. Puede ser que el virya sea sanguíneamente puro, mas su situación anímica
espiritual esté desequilibrada o participe de un sinnúmeros de complejos o traumas, los cuales limitan al virya en su proceso de individuación. En cambio un mujin, un guerrero puede ser que sangíineamente no sea totalmente puro, que en su sangre esté participando cierto sustrato sanguíneo de índole racial menor. Más si en su ser existe una condición anímica espiritual aristocrática, es decir totalmente ORIENTADO A LA TRASCENDENCIA, esto compensa la falta de pureza racial impulsando directamente al hombre, al guerrero a su propia individuación; si bien generalmente en la sangre está depositado el símbolo del Origen, siendo casi determinante la pureza racial, puede suceder y darse lo anterior: que con voluntad el YO orientado pueda resolver los complejos anímicos heredados de su biología inferior y pueda disolver esos contenidos inconcientes de tal manera que el espíritu y la conciencia
recuperen su libertad espiritual.

sábado, 19 de febrero de 2011

CUERPO, ALMA Y ESPIRITU


La Gnosis sostiene que el hombre está formado por tres sustancias, por tres elementos: el cuerpo, el alma y el Espíritu. Vimos que el cuerpo y el alma han sido creados por el dios creador. Creó el cuerpo de barro y lo dotó de un alma mediante un soplo sobre la nariz del hombre. Tanto el cuerpo como el alma han sido creados por el demiurgo o dios creador.
Pero hay otro elemento en el hombre que es increado, que no ha sido creado por el dios creador. Un elemento que proviene de otro mundo, de otro reino, del reino incognoscible de la antimateria que en nuestro estado habitual no podemos siquiera imaginar. Esa chispa antimaterial sin la cual ningún ser humano hubiera evolucionado hasta llegar a ser lo que es ahora, es el Espíritu. Sin Él, ningún ser
humano se hubiera diferenciado jamás del animal común. Esa chispa especial, increada, divina, proveniente del reino incognoscible, es denominada Espíritu

El Espíritu, totalmente antimaterial, está atrapado, encadenado, aprisionado en este infierno, y sufriendo un tormento que para nosotros es imposible de imaginar. Es esta una de las torturas más crueles que pueden existir, se halla amarrado a este mundo infernal de la materia, a ese engendro creado al que llamamos cuerpo-alma del hombre, el cual tiene su razón de ser dentro del Gran Plan del dios creador. El Espíritu se halla encadenado contra su voluntad y es utilizado en cada ser humano para impulsar su evolución, para el cumplimiento de los planes del dios creador.
Es un terrible tormento para el Espíritu: aprisionado en contra de su voluntad, en un mundo que le es extraño e impuro, siendo usado como objeto descartable para el cumplimiento de una planificación demencial.

En otras palabras, el Espíritu, la chispa antimateria increada, proveniente del reino incognoscible, está encerrado dentro de una burbuja, podemos decir así, de materia creada y está allí encadenado, crucificado en la materia.
Sostienen los Gnósticos que si no hubiera sido por la utilización del Espíritu, el hombre nunca hubiera dejado de ser un homínido. Nunca hubiera evolucionado como lo ha hecho. Vemos con que rapidez en pocos miles de años evolucionó en forma tan acelerada, tan diferente a los millones de años que vivió siendo poco más que un mono.
Tal es el poder que provee el Espíritu a este engendro creado, llamado cuerpo-alma. Este Espíritu está atado al alma, si el hombre muriera se retiraría el alma y se llevaría consigo el Espíritu atado a ella. No está atado al cuerpo, está comunicado al cuerpo a través del alma, su encadenamiento es con el alma. El alma es el soplo del dios creador sobre el hombre, que lo convierte en “alma viviente”. El alma es lo anímico en el ser humano, no es algo inmensa-mente superior o infinito como es el Espíritu increado.

El Espititu esta aprisionado en un mundo que no le pertenece, en un mundo satánico de materia y tiempo.