El presente Blog reúne distintos conocimientos de Ariosofía, Ocultismo, Runosofía Odinica, Alquimia, Luciferianismo, Sabiduría Hiperbórea, Tantrismo, Hitlerismo Esotérico, Gnosis, etc… todos ellos enfocados hacia la liberación del Espíritu y el despertar de la energía interna de sus Iniciados.

Este Blog recopila distintos documentos encontrados en libros, paginas de la red, intercambio con otras personas que saben sobre el tema y escritos del creador de este espacio, pero he de aclarar, lo subido esta ordenado según el sistema de mi propia visión y aprendizaje.

Loading...

lunes, 10 de octubre de 2011

ESPECIAL "ENTREVISTA A DON MIGUEL SERRANO"



He llegado a saber que mi generación, con todas sus imposibilidades, es una generación extraordinaria que, habiendo vislumbrado algo nuevo y terrible, aunque nada realice, aunque fracase y desaparezca sin gloria y sin recuerdos, ha sido una generación profética. Con nuestras aspiraciones y visiones se guiaran a los que vengan y las realicen, y aquellos que las realicen no podrán, en cambio, saber todo lo que nosotros hemos sabido y hemos visto.
Miguel Serrano.
 

"UN MUNDO DE DIOSES"


   Mario Góngora hablaba de esta cultura hispánica del resentimiento, y acá leo en su libro Ni por mar ni por tierra, con respecto al carácter del chileno: “El clima psicológico que envuelve a Chile es denso y trágico. Una fuerza irresistible tira hacia el abismo e impide que ningún valor superior se destaque. Ayudado por el ambiente, la callada hostilidad y la envidia, persiguen desde su origen al alma superior, poniendo obstáculos y trampas a su paso. Todo aspira a nivelarse en la miseria moral y en la derrota”. 

¿Qué piensa usted de este análisis tan descarnado? 
 
- Probablemente sea porque estamos acercándonos al Kali Yuga , que es el final de los tiempos. El clima está cambiando, ahora la fuerza de gravedad de la Tierra está diminuyendo y eso significa que vamos cambiando. Pero, a pesar de todo eso, el chileno siempre aspira a algo más. Antes, existieron los Onas, los Selkman, la gente que habitó la Antártica y que, tal vez, todavía habiten ahí. Ellos median más de dos metros. Los patagones, según los españoles, eran gigantes. Esa gente venía, precisamente, de la Antártica, pero dejaron de venir porque el rayo de luz blanca que caía sobre los hielos se perdió. Yo creo que ellos todavía viven ahí. La mitología tiene una base real y una de misterio de otro mundo.

- ¿Pero estos cambios afectan el clima espiritual del chileno?

Sí, siente eso, y lo ha sentido desde siempre y vive en función de eso, y por lo mismo, el chileno puede, como él solo en el mundo, producirse internamente. Lo que Jung llamaba el “Hombre Absoluto”, o lo que Nietzsche llama el “Súper Hombre”. Pero ya no hay tiempo, sin embargo hay que seguir hasta el final y aquellos que se mantengan fieles a los viejos sueños son los únicos que podrán, tal vez, retornar y tener una nueva oportunidad. Porque como decían los griegos, después del Kali Yuga viene la Edad Solar.

- Hace un tiempo atrás, usted dijo en una entrevista que el hombre actual había perdido el contacto con los dioses. Don Miguel, ¿cómo se recupera ese contacto: orando, recordándolos o, simplemente, pidiéndoles su presencia? 
 
- Es una pregunta muy interesante y muy difícil de responder. Yo creo que a los dioses no se los busca. Los dioses están. No son concientes de ellos mismos, como el ángel de la guarda no es conciente de él, sino del niño que vigila y cuida. Los dioses son conscientes de nosotros, no de ellos mismos, pero puede llegar un momento, en el contacto del hombre con ellos, donde éste logre hacerlos bajar a la Tierra y venir aquí y, luego, hacer que ellos adquieran conciencia de ellos mismos. Es como ese cristianismo mágico que se perdió; Jesús decía: “Yo y mi Padre somos una sola persona”. Es decir, es el budismo, es el fundirse, la fusión con Dios, la aspiración a fundirse con Dios. Jesús decía eso, pero cuando lo crucificaron le dice al ladrón: “No estés triste, porque esta noche estaremos juntos a la diestra de mi Padre”. Le dice eso, no “Ya fundidos”. Es lo que Jung cuenta que, cuando está a punto de morir, hay una persona, un ser reclinado y con las piernas cruzadas meditando, y él va a fundirse, pero uno lucha para no perder su Yo . Entonces, vuelve a la vida y no muere.
Jung quiso mantener su Yo por siempre. Era fundir su Yo con el self. Llegar al punto de ser un Hombre Absoluto, que está entre el conciente y el inconsciente. Cuando se logra ese punto se adquiere conciencia de sí mismo y ya no se muere, porque dicen que después de 43 horas, el cuerpo astral se desprende, el cuerpo sutil y desaparece y viene la segunda muerte. Entonces el cuerpo físico y el alma mueren, pero si se ha producido esa unión antes, el alma no muere, al contrario, se lleva al cuerpo físico realizándose así la resurrección.    
 Última entrevista al célebre escritor chileno
Miércoles 9 de agosto de 2006.



"MIGUEL SERRANO Y LOS AMIGOS PERDIDOS"



- [Armando Roa]: Don Miguel, háblenos de la generación del 38.
- [Miguel Serrano]: La generación del 38, es una generación bastante trágica. Dramática, porque de sus componentes, muy pocos pudieron realizarse y realizar su obra; ahí está Héctor Barreto, por ejemplo, quien fue asesinado muy joven...

Con Barreto, íbamos a un bar que estaba, justamente, en la esquina de Alameda con Lastarria. Íbamos a tomar cerveza, y estábamos hasta que nos echaban a la una o dos de la madrugada, hora en la cual cerraban...

Yo vivía en Lira 31. Calle en la cual sigo viviendo, todavía, aunque ya no esté ahí. Calle en la cual nunca he dejado de vivir. La casa de Lira 31 existió hasta que un vagabundo entró de noche, hizo fuego en el living, y se quemó. Tiempo después, un amigo, de aquellos años, me llama y me dice: “Miguel, tengo un regalo para ti. Encontrémonos” ... Me traía de regalo la placa con el número. Ahora, esa placa la llevo adonde voy, de hecho está puesta en la puerta de mi actual departamento.

- ¿Qué más nos puede decir de ese poeta fantasmal que era Barreto? 

- Bueno, con Barreto caminábamos por ahí, y esos rieles de la calle Lira eran los rieles más hermosos del mundo. Siguen, y siguen esos rieles y nadie sabe a dónde van a dar. Barreto decía que iban a dar a la Ciudad de los Césares. Caminábamos cada uno por un riel, hasta que llegábamos a mi casa; Barreto me miraba y me decía que él sabía donde estaba la Ciudad, y me decía, también, que si yo quería él me llevaba. Entonces, llegábamos hasta un lugar donde él se paraba y me decía: “Hasta a quí no puedo seguir; hay una línea invisible. Tu no la ves; yo sí la veo, pero si la paso no puedo salir más, y tu no vas a poder entrar tampoco...”. Pero lo cierto es que una noche la pasó y ya no lo volví a ver más... Algún día la pasaré yo, y nos encontraremos.

- Hay, también, dos figuras trágicas interesantes: Jaime Rayo y Omar Cáceres... 

- Sí. Jaime Rayo se suicidó. Y Omar Cáceres llegó una noche a vernos, y nos dijo con una voz muy especial: “Disculpen por el tiempo que me perdí, compañeritos.” Luego, nos recito su poema maravilloso, “Azul deshabitado”:
Y ahora, recordando mi antiguo ser, los lugares que yo he habitado y que aun ostentan mis sagrados pensamientos, comprendo que el sentido, el ruego con que toda soledad extraña nos sorprende no es más que una vivencia que de la tristeza humana queda. o, también, la luz de aquél que rompe su seguridad
/su consecutiv´atmósfera, para sentir cómo, al retornar, todo su ser estalla dentro un gran número.
y saber que “aun” existe, que “aun” alienta y empobrece sus pasos /en la tierra pero que está ahí absorto, igual, sin dirección, igual, sin dirección, solitario como una montaña diciendo la palabra entonces.
Después de esa noche no lo vimos más. Desapareció, hasta que un día lo encontraron muerto a orillas del río Mapocho, asesinado.

Recuerdo también una noche con Omar Cáceres en el bar Miss Universo, bar que estaba en la calle San Diego. Recuerdo que salí y comencé a caminar por Tocornal, por ahí, en medio, hay una entrada misteriosa a un pasaje, a un cité. Recuerdo que pensé entrar por esta calle fantasmal –calle que existe todavía, exactamente igual- un pasaje de piedras y casas antiguas. Recuerdo que fui esa noche y de pronto se abrió una ventana y apareció una mujer preciosa que miraba al cielo y que, con una cara extraña, me dijo: “Llueve...”. Entonces, yo le dije: “Sí, mijita, está que llueve y me voy a mojar... así que déjeme entrar...” (risas).

Luego, me invitó al fondo de la casa, para ver una placita que tenía una virgen hermosa. La niña se me acercó y me dijo: “Vea que le han quitado una piedras muy especiales que tenía... si las encuentra, tráigamelas.”

Hace poco fuimos con usted [dirigiéndose a Armando roa] y con Cristián Warnken, y recuerdo que fuimos al fondo del patio y una señora me volvió a pedir lo mismo: que intentara reponer aquellas piedras.
- A propósito de las calles de Santiago, en un pasaje de sus Memorias usted dice:
“Santiago entero fue un paraíso, pero los que vivíamos en él no lo sabíamos. El paraíso existe desde que se perdió –antes no existía-. La montaña, pura, nevada, levantándose gigantesca como un muro frontal, a todas horas visible, de día y hasta de noche, como si tuviera luz propia. Sólo en Austria he visto algo parecido. Los que en Santiago hemos nacido no podríamos ya acostumbrarnos a ninguna otra región de Chile”.

¿Don Miguel, qué cree usted que ha pasado con este Santiago? 

- Neruda decía que Santiago era la ciudad que tenía más cielo en el mundo, porque las casas no eran más que de dos pisos. Esas casas maravillosas de la Avenida Brasil, de San Isidro, donde está la Catedral, o la misma Cumming: el paisaje ha cambiado tanto. De hecho, éstas mismas calles son también muy interesantes; por aquí, en Vistoria Subercaseux, vivieron mujeres destacadísimas como Nilda Núñez del Prado, una estupenda mujer. Un día me la encuentro en una exhibición de artesanías; yo estaba mirando un collar que decía “Reina de Saba”. De pronto, ella tomó el collar y me dijo : “Será suyo aunque yo lo use esta noche; esta hecho de amatistas incas, y se lo voy a dar a usted, porque una mujer, en sueños, me dijo: Dáselo a él.”

Entonces, como le digo, esta zona y estas calles son muy importantes; el cerro Santa Lucía, sin ir más lejos, es uno de los cuatro senos (“Huan mollu” en mapudungun). Aquí llegó Don Pedro de Valdivia, el río Mapocho pasaba por ambos lados rodeando este peñón. Este peñón era un contacto con el Tupahue o Morada de Dios y con el San Cristóbal que recibe las energías del cerro El Plomo, que es el cerro más alto de la Cordillera, que a su vez, recibe las energías de los astros y, especialmente, de Venus. El Santa Lucía o Huelen (que significa “dolor”) toma éstas energías y las distribuye en este valle; esas energías misteriosa de otro mundo es lo que vio Don Pedro de Valdivia, y por eso funda Santiago aquí. Por eso debemos lograr que este barrio se mantenga.

- Apropósito, usted quería hacer un parque de estatuas en el cerro Santa Lucía. 

- Y hay que hacerlo. Yo quería hacer estatuas, una especie de arte de la memoria y poner ahí a Nicolás Palacios, traer a Vicente Huidobro para que descanse en la iglesia de su abuelo, a Don Francisco de Encina, a Barros Arana, a su padre [refiriéndose al padre de Armando Roa]. Tenemos que poner todas esas estatuas aquí y lograr que este barrio sea un barrio peatonal.

- Saliéndonos un poco de Santiago, usted fue responsable de uno de los primeros monumentos que se hicieron, en el mundo, a Ezra Pound, en Medinacelli.

- Y está ahí todavía... Está con aquella frase… Cuando conocí a Ezra Pound, él vivía en la soledad de Venecia. Se había ido a vivir a un hotel. Un día se me ocurre preguntar por él, pero una señora buena moza me dijo que él ya no recibía a nadie. Luego, el dueño del hotel me aconsejó que fuera a ver al mecenas de Pound. Bueno, entonces, pasé a saludarlo a un castillo que había sido bombardeado y le pregunté si le podía entregar una carta. Él la tomó, la leyó y me dijo: “No, ésta carta tiene que entregarla usted mismo”. Él fue a hablar por teléfono, volvió y me dijo que volviera al otro día a tomar té.

Así, al otro día, lo conocí. Nos hicimos amigos, hablamos de los cátaros, pero él hablaba muy poco, era todo silencio. Desde su ventana se veían los techos de Venecia. Cuando bajé, me despedí de su señora, que leía todos los días el I-Chin y que había traducido a Confucio, y ella me dijo que quería llevarlo a China para ver si salía de su silencio mediante la acupuntura. Yo le dije que no, que no lo llevara a China, que no permitiera que le hicieran acupuntura, porque era él quien no quería hablar. Y de pronto, sentí unos pasos que bajaban por la escalera. Era él. Me miró, me tomó las dos manos y me dijo: “Así es, así es”.

Luego me fui para volver dos semanas más tarde. Él ya estaba muy mal. Su señora nos llevó a comer y después nos devolvimos caminando por la Plaza San Marcos con éste poeta inmenso, tomados del brazo, y yo pensaba que la gente quizás no tenía idea que por ahí iba pasando el más grande poeta de nuestro tiempo.

Al otro día subí a su cuarto a despedirme. Le tomé las dos manos y le dije: “Ánimo, en setecientos años más volveremos a perder”. Él me apretó las manos y me dijo: “Mantente fiel a los viejos sueños para que el mundo no pierda la esperanza”.

Entonces, cuando yo le hice ese monumento en una roca de los montes cantábricos, que los mineros trajeron, escribí con bronce esas últimas palabras. 



¿DONDE ESTA LA FLOR?


Quizás si una de las más notables imágenes internas de una generación ha sido dada por usted, junto a la visión de la época, a propósito de la de 1938, en su libro Ni por mar ni por tierra. ¿Cómo 
ve ahora ese mundo, esas gentes y a ese momento? ¿Cómo ve además ese libro?

-Es curioso, al llegar a Chile, en estos días, después de tantos años, todo este tiempo, he estado tratando de revivir las imágenes de ese pasado. Busco, recorro las viejas calles de un Santiago ya desaparecido. Voy por la calle Lira, por Carmen, por Tocornal, por San Diego, por donde caminábamos con Héctor Barreto, con Santiago del Campo, con Julio Molina, con Omar Cáceres, Jayme Rayo, Homero López, Irizarri, Iván Romero, el "Tigre" Ahumada y otros, muchos de ellos desaparecidos. No encuentro a los viejos amigos ni tampoco a las viejas calles. Todo se ha esfumado, nada queda. Las calles están llenas de gentes, de otra gente, de automóviles, e un humo gris que lo cubre todo. Sin embargo, en la luz del crepúsculo, en el temblor de esa luz sobre las hojas, sobre el verde único de Chile, allí reencuentro de nuevo los fantasmas, todo lo desaparecido. Y es como una lágrima dentro de la luz. Tengo miedo de subir al cerro San Cristóbal, ese cerro de mi infancia, miedo de no encontrar ya el misterio; también el Santa Lucía. De la cordillera no hablo, porque ya no aparece; está cubierta por el humo de la ciudad. Así veo aquellos tiempos. Es decir, ya no los veo. En verdad, los busco adentro; sé qué allí están. Allí viven los amigos, eternamente. Es una luz que morirá sólo conmigo.

Ni por mar ni por tierra fue el primer libro de una trilogía, en un intento de interpretación mítica del paisaje de mi tierra, a través del drama tremendo de mi generación. Es decir, a través del alma torturada, sangrante, de mi generación. Le siguió Quién llama en los hielos, una búsqueda entre los hielos de la Antártida, y, de ahí, se salta a La serpiente del Paraíso, donde se continúa la misma búsqueda en India, para tratar de descubrir la raíz, el origen del misterio y de las leyendas del extremo sur de la tierra.


"PERSONAJES AMIGOS"

 
-¿Cuáles son los personajes que usted ha conocido y han dejado en usted una más honda impresión? ¿Debido a qué?
 
- Empecemos con los políticos, aunque esta palabra no me guste. Digamos mejor estadistas. Primero Nehru, por supuesto. Era un humanista, un filósofo, un ser humano de condiciones superiores. Jamás perdió esa condición humana que lo hacía un ser de selección, porque era humilde en su grandeza. Luego, su hija Indira, más fuerte que él en muchos aspectos. Ella es la continuación de su padre en otra generación y en un mundo que desciende, que no asciende, que va hacia abajo en el tiempo que los hindúes llaman Kaliyuga, es decir, en el periodo materialista de la tierra y que la humanidad deberá vivir totalmente, "apurar hasta las heces". Debo referirme también a Tito, al ser político en su esencia pura, con un sentido innato del poder. Su valor indomable lo ha llevado a colocarse en el centro de los acontecimientos históricos, modificándolos de manera que la Historia del siglo XX adquiere una nueva dirección y abre posibilidades creadoras dentro del socialismo.

"De los personajes aquí mencionados, yo fui y soy amigo. Cuando partí de India, Nehru me regaló su bastón de mando, de pura madera de sándalo, con el que viajaba por el mundo, por su mundo. Está firmado por su hija, Indira. Ella me lo llevó, de parte de su padre, al ir a despedirme a la estación cuando partí.

"Tengo también un regalo del Dalai Lama, una perrita tibetana de nombre "Dolma". Es éste el nombre de una diosa del Budismo Lamaísta. También me hizo este regalo al despedirnos; yo le llevaba una cerámica de Quinchamalí, un pez. "Dolma" no es totalmente perro, tiene algo de humano; a lo mejor es un lama reencarnado. En todo caso, ella es mi maestro, me enseña en silencio, porque nos comunicamos en el silencio.

"De los estadistas chilenos, voy a mencionar al General Ibañez. ¿Quién fue el General Ibañez? Hombre misterioso, enorme. En India supe quién era. Visitábamos con un amigo chileno al embajador chino. Mi amigo permaneció todo el tiempo en silencio. Después, al salir, me dijo: "Me pasa, a veces, algo extraordinario: veo en una persona a otra. Mientras usted hablaba con el embajador chino, yo veía todo el tiempo en él al General Ibañez". Se me abrió un mundo. Sí, Ibañez era un mandarín chino, un emperador chino, con todo su enorme misterio, su bondad inexplicable, su crueldad inexplicable, su grandeza inalcanzable. Fue él quien me mandó a India. Hay un vínculo entre América del Sur, entre Chile y el Asia, que va por debajo del enorme Océano Pacífico, por esos misteriosos pasillos subterráneos por los que los Incas llegarón al Perú, desde el Tibet. Sí, en el corazón del General Ibañez, en el corazón de un general también cabe un poeta. En el de De Gaulle cupo Malraux.

"He querido dejar para el final a los escritores y a los pensadores. Creo que el más grande poeta que Chile ha tenido, en todos los tiempos, es Omar Cáceres, autor de un solo libro: La defensa del ídolo. Este libro debería ser reeditado y más conocido. Omar Cáceres murió asesinado. Era un poeta maldito. Omar Cáceres está a la altura de los mayores poetas universales, y, en la lengua española, de San Juan de la Cruz y Santa Teresa.

"No quiero insistir mayormente en mi amigo Barreto, poeta, escritor, muerto también trágicamente cuando era tan joven. Ya he hablado largo de él en Ni por mar ni por tierra, como de los otros poetas de mi generación, Eduardo Anguita, Braulio Arenas, por ejemplo.

"En mi libro El círculo hermético he tratado de Hermann Hesse. Su obra es grande, pero él era aún m´s grande que su obra. Vivió sin transigir, por eso se ha prolongado en el mito y en la leyenda. Lentamente, como un río subterráneo, su obra avanza a través de las almas de las nuevas generaciones. El profesor Jung fue un mago, un alquimista de otros tiempos; transformaba el plomo en oro, adentro en el mundo interior. Creo que su mensaje está lejos de haber sido comprendido en su totalidad y que, en la medida en que él fue honesto y sincero, también se irá abriendo paso hasta llegar a ser la palabra viva que permita al hombre resucitar; es decir, ascender desde las profundidades del materialismo del Kaliyuga, nuevamente hacia Dios. Mientras esto no suceda, todo será como una pirámide sin cúspide. Jung decía: "No sé si Dios existe fuera del hombre; pero lo que sí sé es que Dios es una necesidad del hombre, una actividad del alma. Si esta necesidad no se expresa, el hombre está recortado; no es total".

"Mi libro sobre mis relaciones con Hesse y Jung, El círculo hermético, ha sido traducido al inglés, al alemán, al portugués y editado en muchos países. En USA circula en ediciones de bolsillo entre los universitarios y las colonias hippies. Aquí se agotó hace mucho tiempo, pero nadie más ha pensado en reeditarlo, a pesar de que es muy buscado, en las librerías.

-¿Cómo escribe? ¿Cuáles son sus procedimientos? ¿Cómo nació la idea de algunos de sus libros?
 
- Escribo a mano, con tinta. Medito los libros por años, los trabajo dentro de mí mismo. Después, el final es rápido. Acabo de terminar un nuevo libro. Me demoré cinco años de estudio y trabajo. Mi última obra publicada en estos días es La flor inexistente, comentada por Alone y Hernán del Solar de manera penetrante; tuvo su origen en eso que Jung llama El-Sí-Mismo, y que define como un punto ideal de la persona, equidistante entre el consciente y el inconsciente, algo que en verdad no existe, pero que es más real que todo lo que existe. Es el sueño, es el mito, el ideal, la leyenda. Son los fantasmas, el sueño de amor eterno, aquello por lo que algunos sacrifican su vida, y, en el momento de perderla, dudan. Y, sin embargo, la duda no es capaz de torcer ya el destino. Esto es La flor inexistente.

-¿Cómo ve a Chile en este momento de transformación?
 
-Para responder a esta pregunta de actualidad deberé, no obstante, salirme de la actualidad, tratando de mirar nuestro país y su gente con cierta perspectiva. Chile, país de condición geográfica precaria, trágica, dramática, impregna a sus habitantes de transitoriedad. Todo adquiere aquí carácter transitorio, de acto fallido. Chile es un país de terremotos, también es un país de tiritones. Muy poco es permanente. Tal vez lo único permanente sea su condición geográfica precaria, y, en lo histórico, eso que Portales llamó "el peso de la noche", y que vienen a ser sus "instituciones", que están allí y no se mueven, porque son precisamente "el peso de la noche". También por falta de imaginación, por sentido del ridículo. Ahora bien, la falta de imaginación del chileno podría equivaler a una polarización con la enorme imaginación de la naturaleza chilena, al igual que la fealdad del hombre chileno -que es "mal encachado"- es una polarización con la belleza sublime de su montaña y su mar. La naturaleza tira para arriba, el chileno tira para abajo. Todo lo que aquí sobresale despierta envidia, resentimiento, odio satánico. Otra de las instituciones inamovibles de este país es la del "chaqueteo". Gabriela Mistral decía: "No quiero ir a Chile porque allí me llamarán la Gaby y me tomarán para el fideo".

"Chile es siempre una gran posibilidad frustrada. Tuvo el primer Frente Popular de América latina; tuvo el primer gobierno democratacristiano de América latina.

"Ahora bien, Chile es el primer país, no ya en Latinoamérica sino en el mundo, en darse un gobierno socialista-marxista-democrático, donde socialistas y comunistas llegan al poder por elecciones. Este acontecimiento chileno cambia las premisas en el juego internacional, el equilibrio de fuerzas, de modo que, por un momento, el acento de la historia se traslada a Chile.

"En Chile hay siempre como una gran promesa pendiente de su cielo claro, en su luz transparente. En esto 
 Chile, mi patria, se asemeja fundamentalmente a la vida..., porque siempre pareciera como que va a suceder algo...



"MIS LIBROS ESTAN EDITADOS EN TODAS LAS LENGUAS"



. Impelido por los recuerdos y por una voz que pareciera dictarle al oído, Miguel Serrano dejó fluir su antigua pluma, llenando así innumerables páginas de un proyecto concebido en tres volúmenes. El primero de ellos, " Memorias de El y Yo ", da cuenta de su historia familiar, infancia, juventud y acercamientos a la literatura. Autor además, de una extensa obra mítico-legendaria, algunos de sus títulos han sido traducidos a todos los idiomas.

  -En su libro hay una constante alternancia entre lo mítico y lo real. Tratándose de Memorias, ¿qué límites le pone usted a la imaginación?

Ninguno. Porque yo creo que la imaginación es parte Mía también. Curiosamente, yo estoy escribiendo este libro sin una nota. Está todo dentro de mí. Por eso me estoy apurando...

-Qué lo motivó a escribir estas Memorias?
 
Tal vez una necesidad de transmitir, sobre todo a la juventud, cómo se puede vivir una vida mágica siempre que se esté al margen de Internet y de toda esa parafernalia. Al mostrar este camino, esta forma de ver el mundo y de crecer, pienso que estoy, de alguna manera, aunque con mucho pesimismo y escepticismo, contribuyendo con un antídoto al mundo mecanicista, cibernético, electrónico, tecnotrónico, en el que todo lo van diciendo las máquinas, y donde el ser humano ya no existe, no tiene tiempo para vivir.

-Es curioso, pero su pesimismo ya estaba presente en 1938, en el prólogo de la Antología del verdadero cuento en Chile.

Sí, porque ya en aquellos años las nubes se cernían sobre el Paraíso. Y no era difícil captarlo. Incluso, después de eso, el libro que marcó un hito en mi creación es Ni por mar ni por tierra, que tiene mucho que ver, hasta en el estilo, con las Memorias. Es un análisis del país, del Chile que fue, del que debería ser y de las posibilidades de sacarlo adelante. Yo creo que la única posibilidad es a base de magia pura. ¿Y qué es magia? El incremento de las vivencias.

-En esa antología usted también señaló que con ella empezaba el "verdadero cuento" en Chile. ¿Qué pasó con lo anunciado?

Esas afirmaciones significaron grandes polémicas en la prensa de esos años, especialmente en la revista "Hoy", donde escribiá Salvador Reyes. El pasó a terciar en la pelea, la que en verdad se produjo entre Carlos Droguett y yo. El cuento es un género que ha desaparecido en Chile; yo mismo publiqué un libro algunos años después bajo el título de La época más oscura y desde entonces nunca más he vuelto a escribir un cuento, aunque aparecieron algunos en "La Nación" en el diario "Frente Popular" y en la revista "Hoy".

-Su grupo se mantuvo más bien al margen de la moda literaria. Siendo sobrino de Vicente Huidobro, ¿no le interesó participar en los círculos que él frecuentaba, con los surrealistas, por ejemplo?

No, porque estábamos en una línea diferente. Considerábamos que ellos eran unos afrancesados. Nosotros, en cambio, buscábamos las raíces de Chile, un Chile vernáculo. Los criollistas, como Mariano Latorre, Luis Durand nos parecían fotográficos, estaban en la superficie de la patria mística. Creíamos que solamente interpretando el alma de esta tierra se podría lograra su transfiguración.

-Usted señala su opción estética diciendo "nada de literatura, pura confesión".

Es la diferencia entre literatura y arte. Literato es aquel que escribe por preciosismo. Ha habido tantos literatos, estilistas, a los que no les interesaba el contenido sino la forma...

-¿Por eso quiso asumir la literatura como un "drama"?

La vida, la encarnación, el estar aquí no es una cosa placentera. Entonces, si uno trata de expresar eso, ya sea para que alguien lo lea o para uno mismo hacerse consciente de sus propias vivencias, eso es dramático. Lo que Nietzche decía: "escribir con sangre". Es todo lo contrario de hacer novelitas.

-¿Y que ha obtenido con ello?

Bueno. No es que me lo haya propuesto, pero mis libros están editados ¡en todas las lenguas! en persa, japonés, chino, serbo-croata, griego y ahora me acaban de pedir permiso para publicarme en húngaro. Por supuesto me han editado en alemán y todas esas cosas. Pero eso acá no lo saben. Fíjese en esto: el profesor Jung ¡nunca! en toda su vida, y vivió 87 años, dio un prólogo para una obra puramente literaria, salvo a mí ( Las visitas de la reina de Saba )



"CREO QUE SOY ÚNICO DENTRO DE LA LITERATURA"


-Usted vivió una época muy interesante de la literatura chilena. ¿ Cuál es su visión actual?

En esos años, lo más importante era la poesía y la literatura. Hoy día, el,escritor, el literato, es el peor de los parias. Nadie se interesa ni se preocupa por él; lo que importa es nada más que el negocio, los empresarios, el marketing, el crear necesidades artificiales... Antes, los Presidentes de Chile eran intelectuales, o se interesaban. Don Pedro Aguirre Cerda consiguió el Premio Nobel para la Gabriela Mistral; Ibañez fue el primero que le dió un consulado a Neruda... Pero esta decadencia comienza con los militares; son el señor Pinochet y compañïa los que liquidan la intelectualidad chilena.

-¿Siente alguna identificación con los escritores de este país?

Sinceramente, sin la menor petulancia, creo que soy absolutamente único dentro de la literatura, en Chile y en el mundo. No porque lo haya querido, se produjo así. Ahora, con quien puedo encontrar alguna similitud es con Pedro Prado. Gran poeta y al mismo tiempo autor de ese libro maravilloso, Alsino; también D'Halmar...

-¿Está consciente de que su adhesión al nazismo lo convierte en un personaje tremendamente controvertido?

No sólo estoy consciente; sé que esto me ha cerrado puertas. Yo lo sabía, pero si cortara eso, me estaría mutilando a mí mismo, porque no hay ninguna dicotomía entre mi obra, la que dicen puramente literaria, y mi manera de pensar. El Premio Nacional de Literatura, por ejemplo, me correspondía hace mucho tiempo. Pero sé que no tengo ninguna posibilidad porque no pertenezco al sistema. A mí no me lo van a dar ¡jamás!


-Al margen de esto, ¿qué ha significado para usted escribir?

Es, en el fondo, imbuirse en una cosmogonía y en una leyenda y un mito universal. Si en algo yo puedo sentirme inmerso es en una poesía cósmica, porque poesía no son sólo versos. Y en eso están todos mis libros, incluso las Memorias. En ese sentido, a un escritor no debe importarle si sus obras son leídas o no. Cuando se escribe en esos niveles de poesía se toca un punto donde suena una campanita y esa campanita se escucha en todo el universo. Por eso es el dolor y el tormento de escribir, de exponer esas cosas, porque se está trabajando realmente dentro de la creación eterna e inmortal.



"LA BRUJULA DEL ALMA SEÑALA EL SUR"

 
¿Qué recuerdos tiene de la generación del 38?

Era una generación secreta. Vivíamos creyendo que el mundo éramos nosotros y nada más. Existían otros grupos con los cuales no teníamos mayores contactos. Nos juntábamos en cafés nocturnos, donde conversábamos. Era la época de los cafés. Las reuniones nuestras eran en el restaurante llamado "Miss Universo" que quedaba en la segunda cuadra de San Diego. Yo vivía siempre por estos barrios, por la calle Lira. Y recuerdo que de noche caminaba hacia esos lugares, -a cualquier hora de la noche se podía caminar-, en un Santiago maravilloso de casas bajas, donde todo era cielo y donde no existían los asaltos. Tantas cosas han desaparecido, aunque aun existan los rieles de la calle Lira, esos rieles por los cuales caminábamos con Héctor Barreto que era líder de este grupo y de esta generación. Algunas veces nos quedábamos conversando hasta que cerraban los bares y entonces cada uno partía para su casa. Nos sobraba dinero que entonces no nos costaba nada ganar porque era la mesada que nos daba nuestra familia. Entonces parábamos, en los rieles de la calle Lira y lanzábamos el dinero. Era un gesto generoso para dárselo a los fantasmas y seguíamos caminando, en los rieles, uno en uno y otro en otro hasta que llegaba a mi casa y él se perdía en la noche. Caminando por esas calles, yo llegaba al restaurante "Miss Universo". ¿Quién estaba allí?: Julio Molina Miller (autor de "La Primavera del Soldado", Poesía, 1944); Robinson Gaete, personaje que nadie sabe que existió; Guillermo Atías que luego pasó a ser uno de los dirigentes del partido comunista que murió estando exiliado en París. También Santiago del Campo, el Tigre Ahumada; gente formidable, que vivía la noche hablando de libros, de autores europeos: Panait Istrati, Knut Hamsum, autore de la época y filósofos afines a la cultura Griega tan admirada por Barreto Y Santiago del Campo. Ese era nuestro grupo, que luego tomaría contacto con otro grupo, curiosamente gracias a mí: un día, al asistir a un matrimonio familiar, tuve la oportunidad de conocer a Vicente Huidobro que era primo de mi madre: cuando Huidobro supo que yo escribía, me invitó a su casa y ahí conocí a Braulio Arenas, Enrique Gómez Correa y Eduardo Anguita. También gracias a Braulio Arenas, tomé contacto con el notable poeta Jaime Rayo, que escribió un libro extraordinario: "Sombra y sujeto (Poesía, 1939) y que posteriormente se suicidó. Así nos fuimos conectando unos a otros, hasta que llegó el momento del asesinato de Barreto. Era el tiempo de la Guerra Civil Española (1936). Hasta la muerte de Barreto, nosotros, que prescindíamos de la política, considerábamos que preocuparse de la política era una traición a la poesía o la literatura. A Barreto lo mataron los nazistas en una reyerta callejera, porque Barreto antes se había hecho socialista. Recuerdo que Atías, que era el más político de todos, le decía a Barreto cómo es posible que tú, Jasón, te hayas metido en la lucha contingente. Él le respondió: "me he hecho socialista porque me dan pena los niños con los pies descalzos bajo la lluvia". Pero, en realidad, no tenía nada que ver con la política. De echo, el mismo día que lo mataron, llegó a verme a la casa de Lira para invitarme a algún café. En aquella oportunidad me confesó que estaba muy desilusionado de la política y, sobre todo de los socialistas. Él estaba escribiendo cuentos de tipo social, algunos estupendos como "La noche de Juan", y me dijo: "Yo quise que mi libro lo ilustrara un amigo mío, pintor. En el partido me dijeron que no porque ellos tenían pintores e ilustradores. Entonces, les dije: "El que yo les quiero traer, es un tipo extraordinario, porque es capaz de hacer un círculo perfecto con los ojos cerrados y esto sólo Leonardo lo podía hacer. Por estas razones me quedaban mirando y pensaban: este tipo está loco". Esa noche se fue al "café Volga", que quedaba en Avenida Matta. Eran los tiempos de las reyertas callejeras. Los socialistas en aquel entonces estaban movilizados militarmente. Y en esta reyerta Barreto murió. Entonces los socialistas salieron a la calle. Vicente Huidobro se apareció inmediatamente y nos dijo: "Vengan ustedes a luchar contra el fascismo" Y de esa manera yo entré a la política. La verdad es que nunca he pertenecido a un partido político. Colaboré sí en aquellos años con Blanca Luz Brum que era una poetisa (uruguaya) que estaba en Chile y era de la izquierda y sacaba una revista que se llamaba: "Sobre la marcha". También se estaba creando en el mundo el Frente Popular, o sea, algo así como lo que es hoy la "Concertación", una alianza de partidos de toda clase; burgueses, marxistas y hasta liberales para combatir al nazismo. La guerra de España, especialmente. Yo mismo escribí en el Diario "El Frente Popular", pero poco a poco me fui desilusionando. Vicente Huidobro me dijo un día "Miguel: te invito a ir conmigo a la guerra de España a luchar", y entonces le respondí: "Para qué voy a ir allá , voy a leer primeros los libros de Marx; El capital y todos esos libros de la época". Y después de estar seis meses encerrado leyendo estas obras, terminé completamente antimarxista. Me dije "Esto es un absurdo". Entonces me alejé de toda acción política. También conocí en aquellos años el fundo "La Marquesa". Era el fundo de Pilo Yañez (Juan Emar), amigo de Vicente Huidobro, donde se reunía mucha gente de izquierda. Alvaro Yañez que era un personaje, fantástico. Se levantaba en la noche a escribir. Era noctámbulo. A la hora de almuerzo se sentaba en la cabecera de la mesa, no hablaba una palabra, tomaba un matamoscas y si veía una mosca se levantaba a matarla. Ahí llegaba también Eduardo Anguita. Leopoldo Castedo también llegó alguna vez y lo cuenta en sus memorias. Anguita tenía mucho sentido del humor; recuerdo que dormíamos en la misma pieza con él; por las noches hablábamos horas de David Herbert Lawrence: El amante de Lady Chatterley. Eran los libros de moda en esos tiempos. Vicente Huidobro y Eduardo Anguita tenían un gran sentido del humor. Así, cuando llegaba el huaso que era el capataz del fundo, lo sentaban a la mesa con su sombrero puesto. Vicente Huidobro le decía a Anguita "¡Qué lindos claveles rojos hay en ese florero!" y Anguita le respondía: "pero cómo Vicente si son rosas azules", entonces el huaso les decía: "¡señores, pero cómo es eso, si esas no son rosas son petunias blancas!" Anguita enseguida, le decía a Huidobro: "Lo que pasa es que usted está mal de la vista y tiene que hacerse un análisis". El huaso se paraba furioso y decía "Estos señores estan locos".

Usted el año 38 publica la Antología titulada "El Verdadero Cuento en Chile" donde se publica por primera vez a Juan Emar y además desarrolla en el prólogo algo muy curioso, me refiero al impacto que tiene a nivel del inconsciente la Cordillera de Los Andes en los chilenos.

Porque ya entonces nosotros nos juntábamos a soñar con los gigantes de la montaña que estaban dentro de la montaña, porque éste había sido un país habitado por gigantes. La montaña es sagrada. Entonces la montaña se veía a todas horas. Era una maravilla. La visión de la Cordillera de Los Andes que se tiene desde Santiago no se tiene en ninguna otra parte de Chile. Sólo he visto algo parecido en Austria. Por algo Pedro de Valdivia eligió esta ciudad como centro misterioso. Sé que en la montaña hay seres que están allí, que salen, que contemplan, que están, que nos miran. La "Antología del Verdadero Cuento en Chile" se me ocurrió porque nuestra gente escribía cuentos, especialmente Barreto; quise con ella dejar un testimonio de nuestra generación. Coloqué a Juan Emar porque verdaderamente sus cuentos eran extraordinarios, una cosa única en el mundo. No me perdonó nunca Vicente Huidobro que no lo haya puesto a él. Esa antología tiene una historia. Yo no tenía un peso para editarla. No me acuerdo cómo salió. Se editó la antología y fue un escándalo público. Alone habló por radio y dijo que era como un equipo de futbol de 11 escritores.

Hábleme de su experiencia en los Himalayas y de esas supuestas ciudades subterráneas que usted asegura que existen.

Existe la leyenda de que se construyen ciudades dentro de los Himalayas para protegerse de futuras catástrofes. Pero también hay otra interpretación, de que las ciudades subterráneas existirían desde antes. La tierra es hueca y tiene distintas entradas, en distintos lugares. En los Polos existirían entradas. En el Polo Sur y en el Polo Norte y también en algunas montañas y es eso lo que yo buscaba en los Himalayas; las entradas al mundo interior. A medida que uno se va acercando al Polo, la temperatura es más alta y no más baja y hay polen, muchas veces en los iceberg, que son de agua dulce. A quien le sucedieron cosas extrañas, en relación a eso fue al Almirante Byrd. En su viaje por el Polo, se encontró con un mundo totalmente diferente: animales prehistóricos, ríos y vegetación tropical. El Almirante Byrd, al parecer, fue asesinado, ya que estaba diciendo cosas que no se querían revelar. Cuando inicia esa expedición militar hacia las regiones del Polo, en la Antartida, (el mar de Weddell, las tierras de Reina Mana), donde los alemanes del Tercer Reich hicieron expediciones y encontraron oasis de aguas templadas y además pasillos subterráneos de miles de años. Lo que se dice es que desde 1938 comienzan a provisionar esa base Antártica. La expedición del Almirante Byrd va desde 1946-1947, después de la guerra, con aviones y se cree que hasta con una bomba atómica que deja caer y explota en el aire perdiendo mucha gente. Esta sería la responsable de la capa de ozono.

Usted fue amigo de Hermann Hesse, de Carl Gustav Jung, de Ezra Pound entre otros personajes notables del siglo XX. Cuéntenos acerca de su experiencia con ellos.

En Chile conocimos a Hermann Hesse cuando en el mundo, salvo en Alemania, era un total desconocido. Le leímos poco después del final de la Segunda Gran Guerra, cuando aún no se le daba el Premio Nobel. Con el tiempo Hesse pasaría a ser utilizado políticamente, por suerte para él después de su muerte, pasando a ser un "boom" literario, promovido a voluntad. Viví la obra mágica de Hermann Hesse al extremo que deseé viajar a Europa para conocerle personalmente. Esta peripecia se halla relatada por mí en mi libro El círculo hermético y no pretendo repetirla aquí. ¡Tantas cosas! ¡Tantos recuerdos! Con él hablé de todo, hasta de la muerte. Un día le pregunté: "¿Hay algo más allá de la muerte?". Me respondió: "Morir es como irse al Inconsciente Colectivo de Jung, para, de ahí, regresar a la forma, a las formas". Yo debo pensar: ¿que nos unió, acaso una reencarnación pasada? No hay otra forma de explicar este misterio. Nos separaban la edad, las distancias geográficas, la historia; todo y nada.
Con el Profesor Carl Gustav Jung pasó otro tanto, al extremo de que este monumento universal, este gigante, me dió, a mí, un joven escritor, perdido en el mundo, de un país lejano y desconocido, un prólogo para mi libro "Las visitas de la reina de Saba". Y esta fue la única vez, entoda su larga vida, que este extraordinario genio escribiera un prólogo para una obra puramente literaria, para un poema en prosa, como es mi libro. Y aquí deseo hacerme una reflexión que tiene que ver con nuestra patria, con Chile. Nadie en este país ha sido capaz de valorar este hecho extraordinario, ni regocijarse, ni enorgullecerse. Yo, un chileno, reconocido por el hombre más importante en el mundo del intelecto y del pensamiento del siglo XX y tal vez de muchos siglos más, soy prologado y admirado por este gran ser. Es la envidia, es la cobardía las que impiden que en Chile, mi propia patria, el mundo del oficialismo, del intelecto y de la literatura pueda aceptar y reconocer estos hechos. En cambio, el más importante biógrafo de C. G. Jung, Gerard Wehr, escribe en su obra que "al final de sus días, el Profesor Jung no recibía a nadie, ni a sus discípulos, ni a muchas personas de su familia, excepto a un joven escritor chileno, a quién prologó uno de sus libros y con quien conversó cosas que a nadie revelara antes".
Respecto a mi profunda amistad con Ezra Pound, tuvo también que ver con que pensábamos igual. Por suerte a mí no me pusieron en un asilo para locos como a él y como al otro maravilloso escritor noruego y Premio Nobel, Knut Hamsun. Y Ezra Pound es el más grande poeta del siglo XX y lo será del siglo XXI. Me siento feliz en su compañía, y no necesito de nada ni de nadie más.
El único monumento que en el mundo se ha levantado en honor a Ezra Pound fue impulsado e inaugurado por mí en España, en las cumbres de la ciudad de Medinaceli.

¿Cómo es su vida actual?

Mi vida oscila entre Santiago y Valparaíso y sigo mirando el Cerro Huelén como mis antepasados, hasta que yo también encuentre las "entradas secretas" al mundo interiuor, a la "Otra Tierra", de Platón. O hasta que también me lleve un Disco Volador, un Ovni, un Vimana.



"HAY QUE MANTENERSE FIRME EN LOS VIEJOS SUEÑOS"



El escritor y ex-embajador está escribiendo sus memorias -con lapicera y tinta- en un intento por demostrar que aún hay posibilidades de grandeza en un mundo dominado por el comercio y la técnica global...... Cuando se combate en una línea desesperada se entra de lleno en los dominios de la poesía, donde toda posibilidad de derrota se vuelve absurda. La poesía es un triunfo que se basta a sí mismo, como lo viene proclamando desde hace décadas Miguel Serrano Fernández, ex arquero del Barros Arana, embajador retirado y autor de una obra que reivindica todas las tradiciones mitos y leyendas que dan sustancia a la vida del hombre. ..... A los 78 escribe apresurado sus memorias, no vaya a ser verdad lo que dijo Benvenuto Cellini: que pasados los 40 años, el almacenaje de recuerdos se empieza a tambalear. ..... Y lo hace con tinta en una rebelión personal contra el avance tecnológico, ese mito de progreso que se ha vuelto un engendro terrible, que agrede sistemáticamente a la naturaleza y al arte.
     Serrano se mantiene en sus viejas verdades, sobre todo aquellas que tiene un carácter sublime; aquellas que llevan a la trascendencia y a otras cosas tan complicadas como etéreas. Al mismo tiempo que jura por Dios que no morirá jamás, se dice un veterano que perdió la guerra, lleno de heridas en el corazón, lleno de heridas en el alma. Pero como antiguo trovador guerrero, sigue repleto de esperanza. Total, casi desierta está la pista para los que pretende encarnar el sino del héroe con todo su inmenso dolor.

¿No es pura soberbia esto de escribir memorias?

" Si, tiene usted toda la razón. Pero el objetivo mío es evitar que se olviden tantas cosas que fueron, tantas personas... Y es curioso: uno siente que toda una galaxia empieza a desaparecer y que uno es casi el último de toda esa galaxia. Hoy dia todo sucede tan vertiginosamente que se hace impermanente, impermanente en una zona del mundo donde todo es impermanente y en un país de terremotos donde ni las casas permanecen "

Dramático

Sí, por eso las memorias tienen como objeto ser un hilo de continuidad que conserva una tradición que tiende a desaparecer con la velocidad de las comunicaciones y con la televisión, que es una apología de la impermanencia.

¿ A qué tradición se refiere ?

A las costumbres. A la patria. A la tradición a la maistad, que va desapareciendo por los sistemas económicos que se han impuesto. Hay una política dirigida a hacer desaparecer las tradiciones y tenemos un gobierno representado por gente que únicamente se interesa por el dinero, que está vendiendo a pedazos un país maravilloso (caso de Tompkins, Paranal, Laguna del Desierto ). Esa gente ha perdido totalmente el sentido. Por eso quiero recordar; para mantener ese hilo donde la amistad fue siempre importante. Tanto que el nazi estuvo abrazándose con Volodia Teitelboim, judío y comunista, en el entierro de Eduardo Anguita. Eso es Chile."

¿Quién se puede sustraer a la tecnología, a la impermanencia, al descrédito de las tradiciones?

" Aquel que tenga pantalones y se ponga firma. Que por lo menos pueda morir peleando, si de todas maneras se va a morir."

Eso puede ser muy bonito, pero al final no sirve para nada.
 
" Hay que protestar. Esa es la forma. Hay que seguir combatiendo como guerrilla, porque si no vamos a terminar sin gloria, sin nada. ¿Para qué vamos a seguir viviendo? No se trata de salir a la calle con una pistola, sino de vivir una vida paralela. Este es el camino de un combate eterno. Por debajo de las transnacionales, e la globalización, del comercio, están las particularidades lingüísticas, culturales, raciales. Eso es la naturaleza. La naturaleza es diferencia. No va a permitir la homogenización ".

¿La esperanza está sólo en la naturaleza?
 
"Hay también otra fuerza, anterior a la naturaleza. Es el Ideal, que le da sentido a la lucha del hombre. Puede que no gane él,pero sí el Ideal. Si se luchó hasta el final, sin importar la vida ni la muerte, ese Ideal retorna, se fortalece y vuelve. Por las juventudes yo seguiré hasta el final con mi bandera."

¿Y cómo va la guerra, don Miguel?
 
"Siempre aparecen nuevos contingentes. De Irlanda, Australia, Nueva Zelandia, Estados Unidos, Canadá, España, Alemania, Italia. Y yo estoy en el centro de toda la cosa. Hay que mantenerse firme en los viejos sueños para que nuestro mundo no pierda la esperanza (Ezra Pound)."

¿Qué tiene todo eso que ver con la literatura?
 
"Todo esto corresponde a la cosa literaria, a una realidad mágica. La poesía puede cambiar el mundo, porque el mundo no esnada más que el reflejo de pensamientos. La música se tocaba a sí misma a través de Mozart, y lo decía Nietzche, hay que dejar que las cosas vengan a nosotros ansiosas de transformarse en símbolos."

Usted ha dicho que dentro de su obra hay libros "literarios" y libros de combate. ¿Dónde está la diferencia?
 
"Lo que he escrito en mis libros anteriores lo he vivido. Cuando hablo de un amor aterno, es porque eso se produjo en mi vida. Los libros de combate no son más que interpretación del combate, una búsqueda de sentido para el combate. Porque cuando se lucha en una línea que podríamos llamar dramaticamente desesperada como en el caso de Hitler, eso es poesía. O digámoslo al revés: no se puede librar un combate de esa especie si acaso no se es poeta o se está inmerso en la poesía del Universo. Ahí entran también las cosas que nos enseñaron de chicos. La epopeya de Arturo Prat es poesía pura."

Asumiendo que no estuvimos ahí, ¿no cabe la posibilidad de que no haya sido una epopeya? ¡Que haya sido nada más una mala maniobra naval?
 
" Nada se prolonga de esa manera en el inconsciente colectivo de un pueblo si no tiene un principio de verdad, en este caso de heroísmo o grandeza, que como no se puede expresar en el corto espacio de una vida, se continúa en el mito y la leyenda. No importa si Arturo Prat fue un héroe o no, pero sí que fuera capaz de dotar de vida a ese arquetipo heroico.
Lo peor que se puede hacer es destruir el arquetipo, porque se destruye una grandeza. Y eso es lo que está pasando hoy día. Si se destruye no lo que es, sino lo que puede ser, se está matando al alma."

¿Qué es el arte, don Miguel?
 
"Es inventar un nuevo paraíso y así entrar en competencia con Dios. La vida necesita algo más que la vida. Necesita una flor imaginada, más bella que las de todos los jardines porque no perece nunca; porque los hombres son capaces de dar la vida por ella. Como el amor, que es una invención. Porque se nos perdió un paraíso, tenemos la maravillosa posibilidad de inventar otro."

En toda su obra no aparecen más que un par de menciones a su familia. ¿Es que la mujer y los hijos no tienen cabida en su mundo?
 
"Me casé en 1944 con Beatriz Rossellot y en 1945 quise ir a la guerra. Ella estaba esperando a mi primer hijo. Mi mujer me acompañó en todo... Fui de los que perdieron la guerra materialmente. Sobrevivimos gracias a los amigos. Mi mujer enfermó del pulmón... Con sangre en el corazón tuve que vender mi biblioteca... Ella tenía algo profundo, era tradicional. Pero la vida diplomática es un desastre para la familia. Uno tiene que elegir. Me quedé solo por muchos años. Dos o tres veces uno se puede casar de nuevo, pero después ya no se puede repetir...".

Se distanciaron...
 
"No... no. Yo necesitaba aportar la parte material. Ella decidió por los hijos y se quedó en Chile".

¿Qué escritores le gustan?

"Más que escritores, son libros. Están los de Gustav Meyrink, Rilke, H. Rider Haggard, Hermann Hesse, William Blake. La poesía de Ezra Pound, de Virgilio, de Nietzche y del Dante".

Y entre los chilenos?

"Pedro Prado, y poetas como Omar Cáceres, autor de sólo un libro: "La defensa del ídolo". Jorge Teillier, por supuesto; Humberto Díaz Casanueva, Eduardo Anguita. También Augusto D'Halmar. Y gente que vive poéticamente, como Santiago Elordi y Cristián Warnken".

¿Va al estadio usted?

"Me gusta mucho el fútbol. Jugaba mucho. Era portero en el Barros Arana. También jugaba básquetbol, nadaba harto. Tenis también. Y me encantaba escalar solo los montes".

¿Cómo le gustaría morir?

"Juro por Dios que no me voy a morir nunca... No... En serio. Me hubiera gustado morir joven, tal vez por puro egoísmo. Porque los amados de los dioses mueren jóvenes... ¿Cómo me gustaría morir...? Por mi propia voluntad... Desaparecer voluntariamente". 



"MIGUEL SERRANO RESCATA SU PASADO"




Ya no reside en Santiago, prefirió la calma de Valparaíso para redactar sus memorias y continuar la lucha por su Chile mágico. Desde allí sigue atento lo que pasa en el país. Uno de los temas que le preocupa es el destino de Colonia Dignidad, "su ataque significa liquidar uno de los centros de energía que protege a este país".
..... Pero junto al Serrano Nacionalsocialita, habita el otro, el escritor, un destacado intelectual de la generación del 38, autor de libros claves como Quien Llama en los Hielos y Ni por Mar ni Por Tierra. Para él esos dos mundos se confunden, como realidad y ficción, formando uno sólo, su vida.
..... Por las páginas de Memorias de El y Yo -como se titula su libro- pasan toda una suerte de personajes que formaron el mundo literario, político y diplomático del autor: Blanca Luz Brum, Vicente Huidobro y su hermano, el desconocido escultor, Domingo García Huidobro, Benjamín Subercaseaux, Juan Emar, Pablo Neruda, Herman Hesse, Carl Gustav Jung, Nehru e Indira Gandhi, políticos e intelectuales. 

-¿Por qué consideró importante editar sus memorias?

-Es muy posible que a las nuevas generaciones ya ni les interesen estos temas pero, aunque no se quiera, el presente está hecho por el pasado. Nuestras generaciones actuales han olvidado los años más importantes de la historia de Chile, y para saber lo que está pasando ahora es necesario tener en cuenta los acontecimientos que sucedieron en esos años. Chile se ha saltado un período tan importante como los años 30.

-Usted es identificado como miembro de la generación del 38, ¿qué significó ese grupo en lo político y literario?

-Es una generación muy importante, con ella se ha producido la ruptura, el corte con el pasado. Es una generación huérfana, invertebrada, que busca en forma desesperada encontrar un sentido a la existencia propia y de Chile. Los acontecimientos que se producen en mi generación son fundamentales: dentro del país es el comienzo del Frente Popular; la hecatombe nazista con la matanza del Seguro Obrero y, afuera, la segunda guerra europea.

-Y de esta etapa, ¿qué hecho considera fundamental para Chile, y para su propia existencia?

-Sin duda la matanza del Seguro Obrero, que significó que yo me acercara al nazismo. Fue algo difícil, porque los nazistas habían matado a mi amigo el escritor Héctor Barreto (en una reyerta entre ellos y los socialistas). Pero el crimen de Arturo Alessandri contra esos 60 jóvenes nazistas, que fueron exterminados cuando estaban ya rendidos, me convenció de que ese era el ideal que buscaba. Creo que con la Matanza del Seguro Obrero muere el alma de Chile.

-¿Cuál es a su juicio el valor de Memorias de El y Yo? 
 
-Es el testimonio de alguien que ha sentido, que ha visto, y ha sufrido todo esto hasta la esencia. Creo que por eso tendrá algún valor, sobre todo para recuperar en las nuevas generaciones ese mismo sentido trágico de la existencia con que habitó en esta tierra mi generación. Yo debía recordar todo esto antes que mi galaxia desapareciera totalmente.

 

 
"EL CRISTIANISMO ES UNA MENTIRA"


  
... Responsable de la provocativa “Antología del verdadero cuento en Chile” (1938), pertinaz defensor del nazismo a través del “hitlerismo esotérico” y evocador incansable de un Chile mítico que, en tiempos inmemoriales, habría sido habitado por gigantes, el escritor Miguel Serrano sabe que su figura genera tanto admiración como anticuerpos.
... El octogenario autor -ex embajador de Chile en la India- vuelve ahora a la palestra con “El hijo del viudo”, un breve libro -tiene sólo 58 páginas- en el que, a través de una docena de estampas, condensa su controvertido pensamiento. Recién publicado por Ediciones La Nueva Edad, el volumen ofrece una exótica mezcla de símbolos, mitos, datos de la actualidad, poesía y literatura fantástica para fundamentar una perturbadora idea: el cristianismo es un fraude y, por lo tanto, los últimos dos mil años de la historia de Occidente se han fundado sobre un engaño.
... “Los evangelistas fueron los autores de una ‘telenovela’, como se diría hoy, o bien unos hábiles ‘políticos’ ’’ que conspiraron “para derrumbar los imperios egipcio, persa y romano, pudiendo así imponer una minoría, una tribu como de gitanos, sobre el resto de los ‘animales de dos patas’, valiéndose de la astucia y la mentira”, afirma Serrano en su nueva obra.
 
 
-“El hijo del viudo” parte denunciando la falsedad del cristianismo con un ímpetu que recuerda al Nietzsche más furibundo, al de “El anticristo”. ¿Cuánto le debe usted a ese libro?

-Ese es un libro fabuloso que leí en mi adolescencia, pero no tiene nada que ver con este caso. Ahora, no soy yo quien inventó esta idea: los propios rabinos, descendientes intelectuales de los creadores de la Biblia, sostienen que nada de lo allí escrito es verdad. Lo han dicho en “The New York Times”, en “Der Spiegel”, en “El Mercurio”. En mi libro nombro a esos rabinos que reconocen la mentira.

-Usted habla de la aparición de una nueva religión para reemplazar al cristianismo, en la que incluso los rabinos estarían de acuerdo. La llama la “religión del holocausto”. ¿Qué fin tendría toda esta articulación?

-En primerísimo lugar: la enorme cantidad de dinero que sus promotores están obteniendo con el cuento. Hay un libro de Israel Shamir, un judío, que se llama “La industria del holocausto”, donde se critica la manera en que se ha organizado la compensación a las supuestas víctimas del holocausto. Alemania, por ejemplo, ha pagado millones sobre millones.

-¿Y en segundo lugar?

-Se persigue alienar a través del sentido de culpa. Al desmoronar al cristianismo, que durante dos mil años ha impuesto un inmenso sentido de culpa, esta nueva religión surge con la idea de imprimir, otra vez, la culposidad en las mentes, ya no por haber matado al hombre-dios judío, sino a todo el pueblo judío o a los seis millones de los que habla el holocausto.


"EL PERRO QUE HABLA"



Autor de una docena de libros, y merecedor de la amistad de personajes como Carl Gustav Jung, Herman Hesse, Jawaharlal Nehru e Indira Gandhi, Miguel Serrano ha dedicado “El hijo del viudo” nada menos que a su perro Thor.
¿Es cierto que Thor fue para usted un verdadero camarada?
 
-Así fue. Los perros hablan. También dicen que los gatos lo hacen. En la Edad de Oro, en el Paraíso, los animales hablaban. Ese lenguaje se perdió. Hoy en día es un lenguaje de la mente. El perro es muy apto para captar las transmisiones de pensamiento telepáticas.
 
¿Y Thor hablaba con usted?
 
-Sí, y me preguntaba por qué era perro. Yo no sabía la razón, pero le intenté responder. Tal vez por eso en mi dedicatoria digo que nació perro “porque su honor también se llamaba lealtad”. Es decir, nació perro para poder expresar esa lealtad, que es tan difícil de apreciar en los hombres.


"REENCARNACION, JUNG Y ALUCINADOS"

 
- ¿Es posible para un occidental creer y vivir en el concepto de la reencarnación?

- Aunque digamos creer en la reencarnación, en el fondo de nosotros mismos no creemos en ella, tenemos una sola vida. Y en esta vida se juega todo. O se pierde todo. En cambio, si los hindúes afirmaran no creer en la reencarnación sería una falacia. Está dentro de ellos mismos. Por lo demás, la forma en que la reencarnación se traslada a Occidente, en sus últimas y definitivas oleadas, adquiere un sentido pervertido. Cuando Madame Blavatsky habla de reencarnación en el siglo XIX lo hace en un sentido más bien novelesco. Por ejemplo "yo fui Napoleón"; o "ella fue Popea". Pero nadie se reencarna en pordiosero. Sin embargo, la idea de reencarnarse no es ajena a Occidente: los cátaros creían en ella. Ahora ¿qué tipo de reencarnación? La idea que presenta Nietzsche cuando habla del "eterno retorno" es una reencarnación, pero una de tipo diferente. Buda habla de la reencarnación, pero nunca habla del alma. Cuando le preguntan sobre el alma no contesta. Entonces, ¿qué es lo que se reencarna? Puede ser el eterno retorno.

- Cuando el profesor Jung regresa de India le preguntan cómo fue su experiencia. El responde que India para él fue "una gran disentería..."
 
- A mí se me entregaron los originales manuscritos sobre su experiencia en India. El consideraba al hindú un ser no individuado, arquetípico. No existía una aventura individual. Cada personaje era un arquetipo de algo. Neruda me decía acerca de mis empleados en la embajada: "Aquí no se puede hacer nada. No puedo invitar a nadie aquí porque éstos lo están mirando todo, en permanentemente escrutinio". Yo le respondí: "Es cierto, lo saben todo, pero no lo usan". No está en ellos detenerse en el pequeño detalle. Cuando se le ofreció a Jung entrevistarse con el Maharichi, contestó: "no gracias... Para qué, si yo ya vi a Rama Krishna. Son todos iguales. Son un arquetipo". A la vez, Jung pensaba que la yoga era dañina para Occidente.

.......... El escritor chileno sabe de las hordas de occidentales que visitan India en búsqueda de un conocimiento que por ignorancia y actitud les será siempre esquivo. En su tiempo las presenció. Le cito el caso lamentable de Krishnamurti (usado y finalmente destrozado) a quien conoció. Comenta: "Krishnamurti se perdió. Lo pescaron aquí, en Occidente y lo deformaron. Lo mismo le sucede hoy al Dalai Lama. Los agarra la cosa comercial. No son inocentes aquellos occidentales que van a distorsionar con su intrusa presencia el orden antiguo de la sabiduría hindú. Esos grupos místicos son todos de débiles mentales. Se vuelven loquitos, y uno va encontrándose mujeres que están recitando mantras el día entero... Eso es un absurdo". Lo inmutable es la devoción del hindú en sus creencias. Lo describe Serrano en "La Serpiente del Paraíso" cuando visita el Kumbh Mehla de Allahabad: "Cuatro millones de seres se han reunido en la ciudad de Allahabad. Grandes torres de acero se levantan para que desde ellas pueda contemplarse el espectáculo y también para controlar ese mar humano. Aquí, en medio de todo esto, me siento como una brizna, perdido, impulsado por un indefinible sentimiento de respeto ante fuerzas que escapan a toda dirección y que se mezclan, se unen: los astros, la tierra, el agua, el alma. Sigo recorriendo con dificultad entre el gentío, arrastrado por sus olas. Viene la procesión de los 'sadhus'. Avanzan desnudos, cubiertos de cenizas, con rostros pintarrajeados, de color verde. Un enorme elefante trae sobre su lomo a un jefe o 'gurú'. El elefante tiene sus patas encadenadas y marcha balanceándose, cadencioso. Levanta su trompa y resopla. El pelo del 'gurú' está trenzado en un moño inverosímil, rojo, café, con azafrán y excrementos. Viene completamente desnudo. Es el dios Shiva".

.......... Le cuento que en febrero pasado el Kumbh Mehla de Allahabad reunió a treinta millones de personas bañándose en la confluencia sagrada el mismo día. No se sorprende. Le informo que ya no hay elefantes. Los suspendieron por las estampidas que aplastaron a tanto peregrino. Y no más relatarle una experiencia impresionante en la carpa de un gurú sadhu - fui objeto de una transmisión telepática poderosísima- , le pregunto si él cree que estos ascetas sabios sean todavía capaces de manejar técnicas de conocimiento antiquísimas, que si fueran mal usadas serían terroríficas. Me responde bajando la voz: "Claro, hombre. Todavía existe ese poder de comunicación telepática, más allá de las palabras. Eso fue así y sigue siéndolo. En los libros hindúes antiguos se llega a decir que los "vimanas", o sea los discos volantes, eran manejados con el pensamiento. El poder de la mente que se perdió".

.......... Miguel Serrano ya no tiene sueños con los estrechos callejones multicolores de la India. A veces sueña con personas, "con amigos entrañables, como fue Nehru, como fue IndiraGandhi". Pero sí extraña: "Un mundo como debajo del agua, donde las cosas suceden en tiempo diferente, y donde nadie se aburre, pues están sumergidos en un inconsciente colectivo. El hombre no vive totalmente en el presente. Tiene cinco mil vidas hacia atrás y otras cinco mil por adelante; no hay apuro. El atractivo es inmenso, pues implica un abandono momentáneo de nuestro Yo".

.......... Quien pisó la India la amó o la detestó. Y si la amó - y la entendió- , el regresar le será mandatorio y benéfico. Para cuando me llegue ese momento ya no tendré pudores de colegial: lo primero que haré será llamar al Maharajá de Cachemira. Para hablar de su India y de la de Miguel. La India de una "búsqueda interior".
 





"LA ESTRELLA DE ISRAEL REEMPLAZO LA ESTRELLA DE CHILE"




La estrella de la bandera de Chile ha sido reemplazada “por la Estrella de David, la de Israel, en el ‘logotipo’ que ha pasado a encabezar todos los documentos oficiales y públicos de los ministerios y oficinas y que hasta en los muros y plazas es ya el ‘sello gubernamental’, con la leyenda: Gobierno de Chile”. 
El hecho de que la Estrella de David se encuentre encubierta entre los cubos que forman el símbolo del Gobierno de Ricardo Lagos, para Serrano significa que “Chile ya es Israel, se halla gobernado y dirigido por los judíos”. Más aún, precisa que esto tiene “un fin preciso y fatal: anunciar que Chile se acabó y que el Reino de Judá será instalado” en el sur–Alen, en Jesur–Alen con la venida del ‘Mesías’, Jesus–Alem”.

 
- ¿Cómo logró “detectar” la Estrella de David en esos cubos?

- Está muy claro cuando uno lo descubre, porque es un mensaje subliminal difícil. Reemplazaron la estrella de cinco puntas, la estrella chilena, por la de seis puntas. Es una cosa tan absurda e increíble, que uno piensa quién lo hizo. ¿Lo sabrá realmente el Presidente de la República?

- ¿No será una coincidencia? 

- No. Es una cosa hecha como los mensajes subliminales, con una habilidad asombrosa.

- En caso de ser cierto, ¿qué importancia tendría? 

- ¿En Chile no hay sentido patriótico? ¿Entonces los chilenos ya no son chilenos? Hay un escudo nacional y una bandera que representan a Chile, como en todos los países. Vaya a cambiar la bandera a los norteamericanos para ver qué importancia tiene. Si le sacan una estrella de las que tiene, va a venir una protesta y una demanda contra el Gobierno. Y a Chile le han sacado la única estrella que tiene y se la han reemplazado por otra. Es que los chilenos no se sienten chilenos.

- ¿Qué significado le atribuye a que se haya introducido una Estrella de David? 

- Es un mensaje de los judíos a los judíos, porque abajo dice: “Gobierno de Chile”. Esto significa: “nosotros ya somos el Gobierno de Chile”. En el sur de Chile, la parte más rica del mundo, existen las mayores reservas forestales, de agua y minerales como el molibdeno. Hoy hemos entregado gran parte a un señor (Douglas) Tompkins. Hemos vendido cientos de miles de hectáreas con el pretexto de la ecología, a una persona que tiene pasaporte de turista. Chile ha quedado dividido y ahora están comprando en Argentina.

- Según su opinión, ¿cuál sería su propósito? 

- Theodor Herzl es el padre de Israel y en 1895 publicó un libro llamado “El Estado Judío”, en el que dice que en 50 años más tendrían un Estado en Palestina y que en otros 50 tendrían un Estado en la Patagonia. Esta región es extremadamente rica y apta para vivir, y será la única que sobrevivirá a la catástrofe ecológica. Después de la guerra, en 1945, se cumplen 50 años. Ahora se cumplen los otros 50 años, en que pretenden tener un Estado en la Patagonia. Entonces, si me pregunta cuál es la importancia de la Estrella de David, esa es.

- ¿Quiénes serían los responsables de introducir la Estrella de David en el cubo? 

- ¿Quién estaba a cargo de la Secretaría de Comunicación y Cultura? Patricia Politzer. Por otro lado, el Presidente Ricardo Lagos estudió en la Universidad de Duke, que es la universidad de Rockefeller. No hacen nada sin consultarlo. Cuando los políticos chilenos quieren lanzarse como candidatos para la Presidencia de la República, van a hablar con él. Por ejemplo, hace poco estuvo allá Sebastián Piñera. ¿Quiere decir que el Presidente Lagos tiene la instrucción de Rockefeller de crear en el sur de Chile un país para los judíos? Si acaso esto se hizo a conciencia, quiere decir que Rockefeller dio la instrucción. Esta es la gravedad que veo a esta situación, no es una cosa casual. Nosotros hemos perdido el sentido de nacionalidad. ¿Dónde está ese Chile maravilloso? ¿Lo vamos a entregar?…

- Tras escucharlo, pareciera que usted se imagina que los judíos son una especie de organización que opera concertadamente, y en realidad se observa que son personas como las de cualquier otra nacionalidad o cultura, con contradicciones políticas y sociales…

- Toque usted, un poco, a un judío y compruebe como saltan todos inmediatamente. Entre ellos existen diferencias, pero tienen una dirección totalmente férrea en la Sinagoga, donde manda el judío ortodoxo. Naciendo en Chile no se sienten chilenos, primero son judíos. Casi todos hacen el servicio militar en Israel. Y eso es porque tienen algo que no tenemos nosotros: la raza.

- ¿Y cuál sería el propósito de esa organización? 

- Dominar el mundo. A Estados Unidos ya lo controlan totalmente. EE.UU. está tan controlado por judíos que ahora se han retirado de la Cumbre contra el Racismo, porque estaban acusando de racismo al sionismo. Y detrás de Tompkins está Estados Unidos, no es más que un palo blanco de Rockefeller.

- Si es cierto que los judíos lo controlan todo, quizás es una evidencia de que son más inteligentes…

- (Ríe) Son más inteligentes, por supuesto, y por eso que van a tener al resto del mundo como esclavos trabajando para ellos. Nosotros somos muy idiotas. Son astutos, y así se han ido apoderando de las cosas. Ellos nos consideran animales de dos patas. Lo somos. Y como buenos animales de dos patas nos van a tener trabajando para ellos completamente bajo control… Para que ellos puedan vivir de la usura, del interés del capital. Por eso, Hitler dio un golpe mortal a los judíos cuando terminó con el interés del dinero. Ahora lo único que podemos tener es derecho a pataleo.

- ¿Se sentaría a la misma mesa con un judío? 

- Pero, por Dios, ¿por qué no? Si a mí me han editado los judíos en todo el mundo. Individualmente no tengo nada contra ellos.


-“¿Quiere decir que el Presidente Lagos tiene la instrucción de Rockefeller de crear en el sur de Chile un país para los judíos? Si acaso esto se hizo a conciencia, quiere decir que Rockefeller dio la instrucción”

-“Estados Unidos está tan controlado por judíos que ahora se han retirado de la Cumbre contra el Racismo, porque estaban acusando de racismo al sionismo. Y detrás de Tompkins está Estados Unidos”
 

 

martes, 12 de abril de 2011

LA VERTICALIDAD EN LAS RUNAS

En todas las runas la línea vertical-IS simboliza al principio espiritual increado o incondicionado que desciende o asciende y es atravesada por la línea horizontal telúrica la cual representa a la creación, la tierra y las fuerzas femeninas-materiales. En éste cruz-amiento se forman ángulos rectos y vértices soportados por un centro que es la intersección entre dos realidades o estados del ser, o bien puede referirse a la recepción de la influencia de un mundo en otro, intercambio entre dioses y hombres, recreación de lo divino en lo humano.

Algunos símbolos que denotan la intersección entre lo vertical y lo horizontal:

Cruz:”Crucifixión” del espíritu en la materia, lo infinito proyectado y reflejado sobre la materia creada finita. En las culturas paganas indoeuropeas se la relacionó como la cruz solar que simbolizaba el proceso de un repetitivo ciclo de manifestación cuádruple desplegado durante los meses, estaciones, edades, eras. Por esto mismo los antiguos griegos celebraban sus juegos olímpicos cada cuatro años y también los tres círculos de piedra de stonehenge tienen respectivamente 48 (meses), 30 (días de cada mes) y 21 unidades (días de un mes adicional en el año bisiesto) que sumados y multiplicados ((48*30)+21) dan casi exactamente el total de días de cuatro años solares de 365 días (1460 días).



Martillo de Thor: Acción del espíritu y los dioses de Asgard en el mundo terrenal. Rayo de poder del dios Donar/Thor. Martillo Mjöllnir

Cruz Húngara: Dos líneas horizontales atravesando una vertical que simbolizan la doble acción de lo eterno tanto en el cielo como en la tierra.



Runa Hagall: La línea vertical atraviesa a una cruz reflejando así al espíritu y centro-Vril infinito en si mismo que se encuentra en medio de los cuatro elementos y cuatro puntos cardinales que representan al universo manifestado.



 De lo anterior se puede derivar la esvástica y su sentido giratorio sobre un eje, ésta en realidad sería una Runa Hagall “en movimiento”. El eje-centro espiritual que se mantiene inmutable e impasible ante el devenir de los ciclos cósmicos del universo material (cuatro edades de los griegos y cuatro yugas de lo hindúes1, así mismo entre la entropía de los cuatro elementos y la rotación de los cuatro puntos cardinales:




Algunos mitos hiperbóreos nos hablan de Thule como una isla en el polo norte que era central respecto a otras cuatro que la rodeaban: El quinto reino, el eje del mundo, la montaña-centro del imperio universal.


Este elemento transversal o perpendicular nos refiere a una esencia divina increada que se encuentra más allá del universo material, pero igualmente se refleja o espeja en el mundo manifestado e impulsa muchos de sus procesos.


Análogamente éste elemento transversal que forma un ángulo también lo observamos en la ciencia de la quiromancia:


 
No es coincidencia que el dedo pulgar perpendicular a los otros cuatro sea llamado el dedo de Venus, los mitos hiperbóreos nos hablan de que el espíritu increado descendió a la materia por el “portal de Venus”, planeta éste el cual sirve simbólica, espiritual y físicamente como puente hacia el infinito. No en vano varios iniciados de la antigüedad y grandes héroes como Cayo Julio Cesar se auto-denominaban como “hijos de Venus” o “descendientes de Venus”.


Runa de Venus: El infinito expresado en lo manifestado. Reflejo de lo increado en lo creado. Lo infinito impasible despliega su poder y potencia en lo horizontal y material.

La runa de Venus se puede formar también por una cruz junto a otra cruz oblicua. Este símbolo se encuentra en la bandera de Gran Bretaña, es difícil especificar hasta que punto se ha dañado o tergiversado su significado pero no hay que olvidar que muchísimo antes de la era moderna la Isla de Inglaterra era considerada como Albión o Engeland -tierra de ángeles-.

 
Esta cruz oblicua se encuentra en el Futhark Antiguo con el nombre de la runaGEBO.

La runa de Venus la observamos en la posición corporal del famoso dibujo de Leonardo Da Vinci llamado “el hombre de Vitrubio” en el que se muestra a un hombre con cuatro brazos y cuatro piernas. El hombre en cruz (que proyecta su espíritu sobre el mundo terrenal) adopta una posición más “oblicua” y encuentra un puente hacia el infinito, un punto de intersección en el que se unen el mundo de los dioses y el mundo terrestre, Asgard y Midgard

 
La runa de Venus También se puede formar por una Hagall sumándole una línea auxiliar Tel (línea telúrica).

jueves, 17 de marzo de 2011

SISTEMAS RUNICOS

CORRESPONDENCIAS NUMEROLOGICAS

Antes de abordar detalladamente cada una de las series o sistemas rúnicos más utilizados en los últimos dos milenios es conveniente hacer una breve referencia al significado de la respectiva numeración de cada símbolo, ya que la diferente ordenación y consecución de las runas en una serie denota una determinada vibración y simbolismo el cual debe ser tenido en cuenta.
A continuación se hace referencia hasta el número 33, ya que él sistema rúnico más extenso es el Futhrak Anglosajón el cual precisamente contiene dicha cantidad de runas.

1-  Numero de la unidad original, principio de todo, vibración de carácter masculino. Relacionado al fuego primordial, la energía activa y el liderazgo. Individualidad, individuación, ser completo y autosuficiente en sí mismo.

2-  Numero que indica la dualidad, la partición, la polaridad y la separación derivada desde una unidad previa, vibración de carácter femenino, Relacionado al agua primordial y a la actitud pasiva. Ser necesitado de completarse con algo exterior porque debe encontrar aquello que le fue “usurpado”.

3-  Número masculino que en el hermetismo siempre se ha relacionado a un retorno a la unidad reintegrando en sí mismo ambos principios que se encontraban separados con el número 2; tesis, antitesis y síntesis Hegelianas. Vibración de las tres nornas nórdicas (Urd, Werdandi y Skuld) las tres parcas griegas (Cloto, Lachesis y Átropos) y las tres proyecciones temporales
(Pasado, presente y Futuro). Relacionado al elemento aire y a los objetivos propuestos a alcanzar. La trinidad védica relacionada al proceso de nacer, ser y fenecer, también el de la creación, mantención y destrucción. La trinidad cristiana relacionada al padre, hijo y espíritu santo así como padre, hijo y madre. Trinidad germánica de Wodan, Wili y Vé que se corresponde con la de Odin, Höener y Loeder.

4-  Relacionado a la tierra, a la practicidad y a una visión realista de las cosas. Capacidad de esquematización y organización, aplicación de influencias espirituales en lo estrictamente “terrenal”. Los cuatro elementos, los cuatro puntos cardinales: Desplegamiento de un ciclo de manifestación: las cuatro edades griegas y los cuatro yugas védicos. El cuatro aumenta la dualidad y la partición: Padre. Madre, hijo e hija. En la mitología nórdica se relaciona a los

5-  Relacionado al éter, el elemento más allá de los cuatro elementos que así mismo se encuentra en éstos. También el 5 simboliza aquella fuerza que funciona como una especie de centro o Motor Divino impasible e increado sobre el que se sustenta la creación y que pone a rodar los ciclos de manifestación. Cinco dedos en una mano. El 5 también hace referencia a la línea perpendicular que puede hacer de puente hacia una realidad superior y que conduce al origen divino espiritual.

6-  Numero del sexo, el acto creador cósmico que se da por el contacto entre el fuego y el agua arquetípicos, o según la mitología nórdica entre el fuego (Muspellheim) y el hielo primordiales (Nifelheim). Aquello que se manifiesta o que “existe”.Oposición de las triadas de dioses Hindus masculinos (Brama, Vishnú, Shiva) con la triada femenina (Swaravasti, Lakshmi, Kali). El seis
también sirve de base al sistema matemático sexagesimal desarrollado desde la civilización Sumeria: 60 segundos en cada uno de los 60 minutos de una hora.

7-  Numero de felicidad, plenitud y sabiduría adquirida. Relativo al escalón o nivel más alto en los ciclos evolutivos o planos de manifestación. Número relativo a la armonía musical y cósmica entre diferentes fuerzas y arquetipos que interactúan entre sí: Las siete notas de la escala musical, los siete planetas de la astrología y el hermetismo, todos estos relacionados entre sí por una armonía “cósmica” o música de las esferas relativas al pitagorismo y al orfismo
griego antiguo. También es 4+3, los cuatro elementos más la trinidad divina. Las “siete artes
liberales” del medioevo: Trivium (gramática, retórica y dialéctica) y Quadrivium (Astronomía, geometría, aritmética y música). Las siete artes hiperbóreas eternas que se subdividen en cuatro artes individuales menores (escultura, pintura, música y retórica) y tres grupales mayores (arquitectura, guerra y política). En la mitología nórdica los siete colores del arco-iris son relacionados al puente Bïfrost que conecta al mundo terrenal con el mundo de los dioses.

8-  Número del infinito. El ocho representa al uno en un estadio superior de manera similar a la “octava” superior musical. Sin embargo se considera de carácter femenino ya que representa al infinito desplegado en el plano horizontal, lo increado reflejado en la creación, por eso el símbolo el infinito se nos aparece similar un ocho replegado horizontalmente. De ésta manera puede significar separación o reintegración en lo increado, también resistencia y choque entre fuerzas materiales.

9-  Numero de la perfección, tres veces la trinidad. Finalización completa de un trayecto: Las nueve noches que Odin colgó del árbol Yggdrasil. Concreción de un proceso de gestación o transmutación: nueve meses de embarazo. Los nueve mundos del Yggdrasil en la mitología nórdica. Todos los cálculos hechos a la duración de los yugas en el hinduismo siempre al sumar todos su dígitos dan nueve. También si se suman los dígitos de todos los múltiplos de nueve el resultado va a ser éste mismo número.cuatro enanos que sostienen el mundo Nodhri, Sudhri, Austri, Westri. 

10-  Numero de la totalidad y la unidad que se contiene a si misma en sus diferentes partes y esquemas, 1+2+3+4=10. La serpiente ouroburos que se muerde a sí misma, “el Alfa y el Omega” principio y fin de una misma rueda, el final que es un nuevo comienzo de lo mismo. En la Qabalah Los 10 Sephiroth del árbol de la vida y su sombra los 10 Qliphoth del árbol de la muerte y el conocimiento. Los diez dedos de las dos manos humanas.

11-  Numero relacionado al vacío, lo invisible, la oscuridad y los poderes del caos y la destrucción. La voluntad para la creación de algo nuevo. El onceavo sephiroth oculto “Daath”. Todos los atentados terroristas del comienzo del siglo XXI concordantes en sus fechas y referencias numéricas con el once.

12-  2+1=3. También el 12 es 3 veces 4. Totalidad de los arquetipos y fuerzas en la rueda solar cósmica y en la rueda de iniciación: los 12 caballeros de la mesa redonda en la leyenda del rey Arturo, los 12 apóstoles cristianos, los 12 signos del zodiaco, los 12 meses del año, 12 horas del día o la noche. Reflejo del macrocosmos en el Microcosmos.

13-  Numero relacionado a la muerte y al renacimiento, a la fertilización. Simboliza a lo que sobrepasa y se encuentra más allá de todo lo que contiene el 12: el 13 apóstol o caballero que ocupa “el asiento peligroso”, aquel que más riesgos corre pero que es indispensable para los otros 12. Numero de poder para las invocaciones y rituales mágicos.

14-  4+1=5, relacionado al cumplimiento de la ley de la vida y el movimiento de los ciclos en el universo. También es 7+7, las estaciones y obstáculos que con determinación deben se sobrepasados para alcanzar la plenitud en el cielo y en la tierra.

15-  5+1=6. Capacidad, administración, correcto manejo de situaciones y otras personas, realeza, creatividad, capacidad artística.

16-  6+1=7. Las 16 runas del Nuevo Futhark (Escandinavo). También es 8+8=16, El descenso del infinito y el olvido ocasionado que debe ser superado para retornar nuevamente al origen del espíritu.

17-  7+1=8, unificación, reintegración hacia lo infinito e increado. Superación de los estados más altos y plenos que de todas maneras siguen perteneciendo al mundo condicionado.

18-  8+1=9. También es dos veces 9, la perfección alcanzada al integrar y sobrepasar los diferentes planos y tensiones de la dualidad. Tres veces 6 capacidad creativa en los tres reinos del ser (espíritu, alma y cuerpo) y en el manejo de las tres proyecciones temporales. Las 18 runas del Futharkh Armanen.

19-  9+1=10, 1+0=1. Retorno al principio y origen después de un trayecto de perfección y mutación.

20-  2+0=2. Numero relativo a la dualidad y lo femenino. Polaridad en tensión con el vacío.

21-  2+1=3. También es tres veces 7, la plenitud y sabiduría interactuando en espíritu, alma y cuerpo.

22-  2+2=4. Alta capacidad de liderazgo, organización y administración en asuntos colectivos y comunitarios.

23- 2+3=5. Dualidad y trinidad juntas, motor y fuerza increada que se refleja en
los opuestos y en el inframundo, el mundo medio y el supramundo.

24-  2+4=6. También es dos veces 12, la unión de los extremos opuestos, el día y la noche, lo masculino y lo femenino, los 12 signos zodiacales en su parte conciente e inconsciente, en su parte visible y en su parte de sombra. También es tres veces ocho, el infinito reflejado en espíritu, alma y cuerpo. Las 24 runas del Futhark antiguo y del Uthark.

25 - 2+5=7. La sabiduría, los espacios y objetos sagrados.

26 - 2+6=8. Lo infinito reflejado en la materia humana.

27-  2+7= 9. También es tres veces 9, la perfección y transmutación lograda en los tres reinos del ser espíritu, alma y cuerpo. La perfección que retoma al ser y las fuerzas primordiales.

28-  2+8=1= La unidad infinita que integra la dualidad en sí misma y que es su propia creación.

29-  2+9=11, 1+1=2, la tensión de los extremos y fuerzas contrapuestas que se debe resolver en el curso de los acontecimientos.

30-  3+0=3. Luz espiritual que procede del vacío.

31-  3+1=4. Trinidad y unidad. Desde la comprensión de las estructuras terrenales vislumbrar el infinito incondicionado.

32-  3+2=5. Dirección de fuerzas y corrientes conociendo los ritmos cósmicos.

33-  3+3=6. Integración de las fuerzas del fuego y el agua, de las corrientes de expansión y contracción. Las 33 runas del Futhark Anglosajón. De ésta manera en cada serie rúnica que se describe a continuación en su significado exotérico y esotérico se debe también relacionar su vibración numérica y las tensiones que esto generan dinámicamente entre cada runa respecto a todas las demás.